“Los ‘milennials’ quieren invertir”: presidente de Cusezar

Hasta finales de 2019 se decía que las experiencias eran lo más importante para este grupo poblacional que hoy es uno de los principales compradores de vivienda en Colombia. La pandemia cambió esta tendencia.

Para Álvaro Peláez, gerente general de la constructora Cusezar, los esfuerzos de subsidios y de gestión de suelo deben están enfocados en atender la necesidad de personas que ganan hasta dos salarios mínimos. - Foto: Cortesía Cusezar.

SEMANA: ¿Cómo ha visto este periodo de recuperación económica?


ÁLVARO PELÁEZ: Lo que ocurrió en la pandemia y principalmente en 2021 es una disrupción de lo que venía pasando en las ventas inmobiliarias hasta febrero de 2020. El común de las personas se dio cuenta de que era la mejor oportunidad de invertir o comprar vivienda. Las estadísticas reportan números históricos en ventas inmobiliarias en el país. Sin embargo, el gran efecto reactivador en el empleo no se está dando hoy, pero sí se dará en los siguientes 12 a 24 meses, porque un proyecto que sale a venta requiere entre dos y tres años de construcción, dependiendo de si es vivienda VIS o no VIS.

SEMANA: ¿Qué tanto han cambiado las tendencias de compra y lo que hoy buscan los futuros propietarios? A.P.: Hasta finales de 2019 se decía que la generación del milenio no estaba amarrada a nada, que no quería comprar vivienda, que para ellos las experiencias era lo único que valía. Esa tendencia se ha revertido. Hoy día compradores muy importantes en un altísimo porcentaje pertenecen a ese segmento. Los millennials quieren invertir. Por otra parte, está la composición de las familias, que tal como lo reporta el Dane son de uno o máximo dos hijos. Por eso, actualmente son más importantes las zonas de esparcimiento, contemplativas, balcones o estudios para el trabajo en casa, que las tres habitaciones que se venían priorizando en el diseño.


SEMANA: ¿Cuál es el perfil de los compradores de viviendas en Colombia durante este último año?


A.P.: Con respecto a esto hay datos interesantísimos. Entre los 30 y 40 años el 67 por ciento son solteros; el 88 por ciento de esa misma población no tienen hijos. Allí hay una base muy importante que nos está mostrando qué están pensando nuestros compradores en este momento, en su mayoría gente joven, y qué tipo de vivienda quieren.


A.P: Ese es un proyecto muy importante porque en Bogotá, hasta ahora, se construían muy pocas viviendas de interés prioritario y La Marlene en Bosa va a contar con 3.000 de este tipo, siendo las restantes de interés social, de las 16.000 proyectadas. Estas propiedades van hasta los 92 millones de pesos y están enfocadas en atender la necesidad de personas que ganan hasta dos salarios mínimos, que es la gran base de la pirámide y hacia donde deberíamos orientar todos los esfuerzos de subsidios y de gestión de suelo. Además, su construcción generará alrededor de 40.000 empleos.

SEMANA: ¿Cómo proyecta el futuro de la construcción de vivienda en Colombia?

A.P.: Hay un déficit en el país de más de 700.000 viviendas y la industria tiene, además de un gran potencial, el desafío de poder abastecer los diferentes nichos de mercado en todo el territorio nacional. No obstante, los planes de ordenamiento territorial marcarán el derrotero de hacia dónde va la industria de la construcción, principalmente en las grandes ciudades.

*Contenido elaborado con apoyo de Cusezar.

0 visualizaciones0 comentarios