Siete de cada 10 viviendas nuevas en Colombia fueron VIS durante el año pasado

El año pasado, el récord en ventas de vivienda superó el de 30.000 unidades, lo que elevó las expectativas del sector para 2022


El sector de la construcción se ha caracterizado históricamente por ser una de las actividades económicas de mayor valor agregado por la cantidad de empleo que genera (más de 1 millón en 2021) y a pesar de la pandemia, este escenario no ha cambiado. Incluso, cada vez está adquiriendo mayor posicionamiento al marcar cifras récords. Según Camacol, el mercado de vivienda nueva en Colombia fue una de las principales inversiones de los hogares colombianos en 2021, con un incremento de 16% frente a 2020. En línea con lo anterior, Coordenada Urbana, el sistema oficial de información del gremio, reveló que entre enero y noviembre del último año 240.000 familias accedieron a vivienda, de las cuales 154.620 fueron de Interés Social, es decir más de 70%. De la cifra total de venta de VIS en Colombia, 51.834 unidades fueron comercializadas por las cinco constructoras líderes en el país, entre las que destacan Bolívar, Marval, Amarilo, Capital, Arquitectura y Concreto, respectivamente.

La tendencia e interés del consumidor colombiano por adquirir casa nueva y aprovechar los subsidios del Gobierno Nacional fueron los factores predominantes en 77% de las ventas de inmuebles ofertados por estas compañías el año pasado.

En términos de ingresos y unidades vendidas en 2021, Constructora Bolívar ocupa el primer lugar del ranking. Según su reporte oficial, alcanzó ventas de $4,18 billones, representados en 30.036 unidades, de las cuales 27.680 fueron viviendas tipo VIS. Le sigue Marval, con ingresos de $2,56 billones y 12.700 unidades habitacionales vendidas, entre ellas, 8.860 de Interés Social. En tercer lugar, se destacó la constructora Amarilo, dirigida por Roberto Moreno, quien sostuvo que la dinámica no fue distinta a la del resto de empresas del gremio para quienes las viviendas sociales se convirtieron en el pilar de la comercialización. De ahí, que la compañía en 2021 registrara venta de $2,45 billones, provenientes de la venta de 10.885 unidades, 69% asociadas al segmento de las VIS. Capital también fue otra de las constructoras destacadas. Su aporte al mercado edificador en el país fue de 9.127 unidades, 6.573 equivalentes a las de rangos subsidiados. LOS CONTRASTES


  • Roberto MorenoPresidente de Amarilo “Nuestra dinámica el año pasado no fue distinta a la del resto de los competidores en el mercado, donde la vivienda social se convirtió en un pilar de las ventas".


  • Carlos ArangoPresidente de Constructora Bolívar “Queremos seguir con la misma dinámica que nos ha caracterizado en los últimos años, con múltiples lanzamientos, en al menos 22 ciudades o municipios”.


  • Sergio Marín ValenciaGerente general de Marval “Al cierre de 2021, vimos un crecimiento positivo, especialmente en la construcción de Vivienda de Interés Social (VIS) y en las ciudades intermedias”.

Por último y de manera particular, Arquitectura y Concreto fue de las empresas consultadas, la de menor contribución al segmento de interés social al relacionar solo el 30% de sus unidades de ventas a esta categoría. Francisco Martínez, presidente de la compañía, anotó que vendieron $1,5 billones para un total de 2.730 casas con rangos medio y alto, y 1.170 con promedio VIS. Si bien todos los centros de investigación del gremio edificador coinciden en el buen desempeño de la industria en función de la reactivación económica, auguran que la construcción mantendrá la senda positiva en 2022.

Sandra Forero Ramírez, presidenta ejecutiva de Camacol, sostuvo que con base a este ritmo el equipo técnico de la entidad “está proyectando un crecimiento de 17,7% en el PIB del sector edificador para 2022, cifra que significa crecer 3,5 veces más que la economía en su conjunto y que esta será la actividad productiva de mayor dinamismo el próximo año”. Así las cosas, y dada la dinámica histórica y probabilística del escenario productivo del país, la evaluación para el sector edificaciones empieza a determinarse como un horizonte sumamente positivo.

Según un análisis elaborado por Coordenada Urbana, en 10 regiones del país la valorización del mercado de vivienda nueva supera el promedio nacional y el 80% de estas, registra ventas superiores a los niveles prepandemia de 2019. Debido a esto, en los dos últimos años, la vivienda nueva ha logrado mantener su senda de valorización 4,5% anual.

Expectativas de venta en 2022 Aunque el gremio edificador ya dio a conocer las alentadoras cifras que están pronosticadas para 2022, también lo hicieron cada una de las constructoras, asegurando que esperan aumentar en promedio entre 1.000 y 3.000 viviendas anuales.

Capital fue la más ambiciosa entre las compañías consultadas, indicando que al finalizar el año en vigencia, espera haber cumplido su meta de llegar a las 12.000 unidades construidas. Es decir, tener un incremento de 2.873 viviendas.

Por su parte, Constructora Bolívar ratificó su posición de líder y confirmó que para 2022 espera construir 32.000 nuevas unidades. Esta cifra los aleja cada vez más de sus competidores en el mercado.

En el caso de las constructoras

, lo que indicaron sus voceros es que esperan pasar de 12.700 viviendas a 13.970 unidades y de 10.885 a más de 11.000, respectivamente.

La inflación afectó los costos en el gremio La crisis de los contenedores y, en general, los efectos de la inflación se trasladaron al sector inmobiliario, que para 2021 registró un alza de 6,87% en el Índice de Costos de Construcción para Vivienda en comparación con 2020. Según detalló el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), las ciudades donde más se evidenció el aumento fueron: Armenia, al cerrar 2021 con un alza de 8,39%; y le siguieron Bucaramanga, Pereira, Cali y Cartagena con 8,30%; 8,03%; 7,75% y 7,74%, respectivamente. Bogotá fue la menos afectada del país.

0 visualizaciones0 comentarios